Deportes olímpicos de invierno extremos: ¿te atreverías?

Deportes olímpicos de invierno extremos: ¿te atreverías?

No soy una gran seguidora de los Juegos Olímpicos, pero he de reconocer que disfruto viendo los de invierno por el hecho de ser necesario tener una gran precisión. Hoy te traigo una lista con los deportes olímpicos de invierno que más me gustan.

Salto de esquí (Ski Jumping)

salto de esquí

El objetivo de este deporte de invierno es descender por una rampa (con unos esquís, claro) para así ganar velocidad y, al momento de saltar por la rampa, aterrizar lo más lejos posible. Desde 1924 forma parte de los Juegos Olímpicos de invierno y requiere, como todos los deportes de los juegos, una preparación muy intensa.

Lo he incluido como uno de los deportes olímpicos de invierno más extremos por el peligro que tiene realizar el aterrizaje. El competidor no sólo tiene que pensar en caer de una forma adecuada, sino que también se valora su estilo en el aire durante el vuelo (siempre en forma de V), por lo que la presión es doble.

Es una prueba que tiene una gran dificultad técnica y por ello requiere mucha preparación, pues el esquiador no solo tiene que saltar lo más lejos posible, sino que debe hacerlo en condiciones de seguridad y aterrizar sin contratiempos. Un accidente no solo le restaría puntuación sino que a menudo tiene consecuencias trágicas para el deportista. Por si fuera poco, durante el vuelo debe cuidar la armonía y la estética del movimiento, ya que además de la distancia unos jueces valorarán el estilo, influyendo ambos factores en la puntuación final.

Combinada Nórdica (Nordic Combined)

Deportes olímpicos de invierno

Esta disciplina deportiva nace de la combinación del salto de esquí y el esquí a fondo., aunque no fue hasta el siglo XIX cuando esta competición empezó a ganar relevancia. Tiene tres especialidades:

Individual: el primer día se celebran saltos desde el trampolín de 90 metros y al día siguiente se celebra la prueba de esquí de fondo sobre 15 km. El que primero llegue a la meta en esta carrera será el ganador total de la prueba de combinada nórdica.

Por equipos: cada equipo se compone de cuatro miembros. El primer día realizan cada uno dos saltos desde el trampolín de 90 metros, mientras que el segundo día se hace una prueba de esquí de fondo por relevos 4 x 5 km. La salida es escalonada según los resultados del día anterior y gana el que primero llegue a la meta.

Sprint: parecida a la individual, pero en vez de saltar desde el trampolín de 90 metros se hace desde el de 120 metros y la prueba de fondo se hace sobre 7’5 km.

Luge

Luge

En esta actividad los deportistas se deslizan en un trineo tumbados boca arriba, sin ningún tipo de timón o frenos, por una pista de hielo artificial bajo la cual hay una base de cemento. Las velocidades que se pueden alcanzar son muy elevadas y el daño puede ser brutal si ocurre un accidente, ya que van sin una estructura que les proteja del impacto.

Una curiosidad es que los competidores deben cumplir con un peso mínimo, de no hacerlo tienen que añadir pesas hasta conseguir estar en los parámetros permitidos. Te preguntarás por qué, pues bien, el objetivo es que todos cuenten con el mismo peso para que las condiciones aerodinámicas sean iguales.

Esquí acrobático (Freestyle Skiing)

Deportes olímpicos de invierno

En esta prueba deportiva de esquí los esquiadores participantes deben realizar saltos y trucos. Esta modalidad nace alrededor de 1930 de la mano de esquiadores noruegos, quienes comenzaron a realizar acrobacias durante los entrenamientos de esquí alpino y nórdico, aunque no fue hasta 1979 cuando esta modalidad fue considerada un deporte.

¿Qué te han parecido estos deportes olímpicos de invierno? ¿Te atreverías a practicarlos?

Visitar un volcán inactivo: Thrihnukagigur de Islandia

Visitar un volcán inactivo: Thrihnukagigur de Islandia

¿Te atreverías a visitar un volcán inactivo? Si tu respues es sí y además es una experiencia que siempre has querido vivir en Islandia tienes la oportunidad. Te hablo del volcán Thrihnukagigur (si lo pronuncias bien a la primera mi más sincera enhorabuena), una creación de la naturaleza situada a unos 30 kilómetros de Reykjavik, la capital del país. Con esta experiencia podrás acceder a la cámara de magma del volcán, algo especialmente raro ya que en muchos casos tras entrar en erupción la entrada a esta zona se bloquea por culpa de la lava fría.

Este volcán entró en erupción por última vez hace más de 4.000 años y en la acutalidad no presenta signos de reactivación. Ahora bien, si eres de esas personas que se agobian sabiendo que están en un lugar cerrado y que no pueden salir de allí al instante lo mejor es que te pienses dos veces el animarte con esta experiencia. Lo digo principalmente porque hay personas que, aún sabiendo que están 100% seguras, no llevan muy bien adentrarse en este tipo de lugares, así que sé consciente de cuál es tu situación. 

Como habrás imaginado, la excursión al volcán será guiada por expertos en escalada y guías de trekking con gran experiencia durante toda la duración de la visita. Ya por las fotos podrás darte cuenta de que las dimensiones del interior, así como la intensidad de sus colores, son absolutamente sorprendentes, por lo que si nada te lo impide y tienes la suerte de viajar a Islandia sin duda te recomiendo visitar el volcán Thrihnukagigur.

Si estás interesado/a en realizar esta excursión visita la página web de Guide to Iceland tendrás toda la información necesaria para vivir este recorrido de la mejor manera posible. ¿Has tenido la suerte de entrar en el Thrihnukagigur? ¿ Te animarías a visitar un volcán inactivo?